¿Toros o trabajo?

Supongo que algún día saldremos de esta. Las cosas van a empeorar antes de mejorar y seguro que nos queda mucho que tragar. La salida esta lejos, es seguro, la luz no se ve al final del túnel, pero creo que llegará el día en que la tortilla se de la vuelta y las cosas cambien.

Ese día, pasada la resaca de la celebración, habrá que hacer muchas cosas y una de las más importantes será investigar como llegamos a la situación en la que estábamos, cómo diablos se pudo caer tan bajo y tan deprisa. El interés no será solo humano o académico: como después de acabado con el nazismo en Alemania mucha gente querrá conocer realmente como una sociedad pudo permitir colectivamente lo que permitió para tratar de que jamás se vuelva a repetir.

No se como será la liberación. No se si será como la noche del 24 de agosto de 1944 en París, con los tanques ‘Santander’, ‘Brunete’, ‘Teruel’, ‘Guernica’, ‘Ebro’ y ‘Don Quijote’ entrando a la ciudad con los vecinos tirando flores. Imagino que no.

De cualquier manera, igual que acabada la Segunda Guerra Mundial hubo que acercarse al pueblecito de al lado de Auswitch a preguntar «Oiga ¿Ustedes no sabían nada?» o a Berlín a preguntar «¿En qué momento perdieron el juicio?», cuando nuestra guerra civil mercados vs. gente acabe habrá que ir a los tres pagos de Guijo de Galisteo provincia de Cáceres a preguntar «Pero ¿En que estabais pensando?»

Supongo que ya lo sabéis, pero en ese municipio extremeño el ayuntamiento ha planteado un referéndum para que los vecinos decidieran entre gastar la mitad del presupuesto de fiestas (no es que se fueran a quedar sin fiestas) en toros o en empleo: contratar a vecinos de forma eventual. El resultado es demoledor: 242 votos a favor de los toros y 181 a favor del empleo de un censo de 1.400 vecinos.

No se que es más alucinante, que ganen los toros o que no se acerque a votar casi nadie, «los gritos de los canallas o el silencio de los justos» parafraseando a Martin Luther King.

Ya se que nada suele ser blanco o negro, que seguro que hay un parado que ha votado toros porque cree que el ayuntamiento no le contrataría y espera currar en la hostelería durante la suelta de vaquillas de Agosto, pero aún así parece increíble que el 70% de los vecinos se quede en casa en pueblos con el 25% de paro… aún así alucina que la gente no sea capaz de movilizarse ni para votar una cosa concreta, por interés,  por solidaridad o aunque sea por amor propio.

Lo dicho, cuando ganemos (o mejor, para ganar) habrá que saber que a pasado hoy en Guijo de Galisteo, aunque si preguntamos a los 1.400 seguro que nos cuesta encontrar un partidario de los toros… también en París después del 24 de agosto de 1944 había poca gente que no hubiera estado en la Résistance.

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *