Un plan de negocios, clave para comenzar a emprender

Emprender es una actividad muy complicada para cualquier persona. Es cierto que la experiencia es un grado y que el emprendedor que se aventura hacia su nueva andadura empresarial después de haber realizado otras actividades, tiene mucho ganado en su carrera.

Al contrario de lo que se piensa, no todo el mundo vale para emprender. El emprendedor es un tipo de persona con ideas claras y dispuesto a sacrificar muchas cosas porque su negocio funcione bien.

Ser emprendedor comprende varias características además de tener una idea de negocio. El emprendedor cree en su idea, la defiende y la potencia con todos los medios de lo que dispone. Si no dispone de recursos, los busca para poder desarrollar su idea de negocio e intentar que su proyecto tenga éxito.

Ahora bien, ¿qué otras cosas necesita un emprendedor para que su negocio funcione? Sin duda, uno de los factores más importantes a la hora de montar una empresa es un plan de negocio. El plan de negocio es un documento que explica el proyecto entero de la empresa: ubicación, nombre, servicios ofertados, consideraciones financieras, inversión, etc.

Todos estos datos son un reflejo de lo que será la empresa y deben ser muy precisos para que la descripción sea la correcta. Muchos emprendedores no saben cómo escribir un plan financiero y esto les supone cerrarse muchas puertas a posibles inversores que puedan aportar recursos económicos al plan de negocio.

El plan financiero no se centra en el global de la empresa como el plan de negocios, sino que se focaliza más en el apartado económico. Un plan financiero describe perfectamente los gastos e ingresos que se presuponen a la empresa, intentando clarificar las vías de financiación y los gastos fijos que tendrá el negocio.

Los gastos de la empresa suelen ser por alquiler de oficinas, inventario, mobiliario de oficina, pagos iniciales a proveedores, licencias y permisos, etc. Otros gastos mensuales son los sueldos, materias primas, facturas de la luz, agua y teléfono, tarifa de internet, distribución y almacenamiento, etc.

Los ingresos obviamente son variables y dependerán del volumen de ventas pero podemos hacernos una idea si conocemos el sector. El plan financiero sirve para tener una orientación clara de si la idea merece o no la pena, aunque no es un documento cien por cien fiable.

Un emprendedor que no tenga disponible mucho capital para desarrollar su idea deberá aprender primero cómo escribir un buen plan de negocios para convencer a algún inversor interesado. El plan de negocio es un documento clave para poder explicar nuestra idea y plasmarla en papel y así estudiarla con más detenimiento.

Uno de los puntos más importantes es el análisis de mercado, donde explicaremos las personas potencialmente interesadas en nuestros productos o artículos y la necesidad de ventas

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *